El silencio, el arma que no se ve en la negociación

enfermera-silencio6

fotografía años 70 donde nos llamaban al silencio en los hospitales

Mucha gente se confunde y piensa que un buen vendedor es aquel que domina la conversación, que habla y habla y que algunas veces convence o consigue vender aunque sea por aburrimiento.

Quizás esa persona sea un buen charlatán que es capaz de convencerte una vez pero seguro que no más, no sabrá nada del comprador y mucho menos podrá trabajar en técnicas de fidelización.

En una negociación debes conocer los secretos del silencio.

Si utilizas el silencio como arma conseguirás que tu cliente trabaje para ti.

Es muy difícil aguantar el silencio en una negociación. De forma natural solemos caer en intentar hablar más y más y cuanto más hablamos más nos desnudamos ante el resto de la sala. Si utilizamos el silencio como arma que no se ve, te será más fácil conocer a tu cliente y sus necesidades y más fácil será poder ofrecer, en el momento oportuno, esa solución que despierte el verdadero interés.

Y si eres hábil en la negociación podrás convertir el interés en deseo y el deseo en el cierre de una compra. Este es uno de los secreto para negociar con éxito.

Pero lo mejor es que ya conoces a tu cliente, podrás seguir ofreciendo servicios o productos que realmente le interesen y además podrás hacer políticas de fidelización con él.

Recuerda: aprende a dominar el silencio y los demás trabajarán para ti.

Nos seguimos leyendo

Comments

Comments Are Closed