Estrategia de AUDI en materia de energías renovables

05. feb, 2013 0 Comments

 La empresa alemana Audi, como parte de un proyecto denominado Audi e-gas,  está construyendo una planta que  utilizará energía solar y eólica para producir metano a partir de agua y dióxido de carbono. La idea es que este sea el nuevo combustible de sus nuevos vehículos denominados TCGN  y que se van a poner en venta a partir de final de 2013.

Esta factoría esta ubicada en Stuttgart y pretende aprovechar el sobrante energético de Alemania y convertirlo en combustible.  Alemania tiene tanta capacidad de producción de energía renovable que en las horas nocturnas, que son las de poca demanda, existe un exceso de producción que es posible aprovechar en generar metano.

Para generar el metano se combinan dos tecnologías ya existentes. La electrólisis, que es la que divide el agua para producir hidrógeno y oxígeno y la  metanización, que combina hidrógeno con carbono del dióxido de carbono con lo que se produce el metano y se cierra el ciclo del CO2, una gran noticia en relación a la lucha contra el cambio climático.

El beneficio para toda Alemania es el completo aprovechamiento de la energía de un país, por tanto bajar los niveles de dependencia exterior y por supuesto la no emisión de CO2 a la atmósfera. Alemania lo tiene muy claro en este sentido a pesar de no disponer de centrales nucleares.

El proceso que realiza AUDI recibe el nombre técnico de SolarFuel y se está trabajando en la eficiencia energética del mismo y en mejorar los costes de fabricación del gas para hacerlo más competitivo.

Podemos felicitar a AUDI por este tipo de proyectos, le deseamos que se hagan realidad. Sin duda es una noticia que merece ocupar un puesto en nuestro blog.

Nos seguimos leyendo.

Add a Facebook Comment

Deja un comentario